PAG.  PRINCIPAL
LA CORDADA
RUTAS
     ALPINISMO
     SENDERISMO
      ESCALADA
LITERATURA DE MONTAÑA 
MONTAÑA Y NATURALEZA 
ENLACES
CONTACTO



© PabloFR_




















Curavacas
2524 m.

 


            Observar la pared sur del Curavacas desde Vidrieros, te impacta y te sorprende, ya que bien podría estar situada en cordilleras más altas y famosas. Pero que se encuentre en la Montaña Palentina es una gran fortuna para los que vivimos relativamente cerca, y además te permite más soledad y tranquilidad que en otras zonas más saturadas. La variedad de corredores es muy grande y en invierno nos ofrece todo su esplendor, para afilar piolets y crampones.


          Subir por Callejo Grande, nos supone la vía más asequible y una bonita ascensión entre los gendarmes de roca conglomerada.
La canal sur, presenta una línea más directa, pegada continuamente a la izquierda del gran espolón sur, pero hay que indicar que con poca o mala nieve, la ascensión se complica y puede ser muy necesaria la cuerda y el autoaseguramiento.


          Desde el comienzo de esta última vía, podemos optar por subir por el corredor oblicuo que asciende hacia la izquierda de la pared y nos deja junto al espolón de roca sur-oeste.

          Por el corredor de la “Y”, si hay poca nieve, puede ser un caos encontrar el buen camino. Y enriscarse entre tantos resaltes, espolones y pequeños corredores no es difícil, como en una ocasión nos ocurrió.

          Optemos por cualquier vía, hay que recalcar, que el Curavacas es una de las montañas más peligrosas que conozco, y esto es debido a los flanqueos que hay que dar por la ladera norte, desde el final de los corredores hasta la cumbre. Pensar que el fin del corredor es el final de las preocupaciones es una gran error. Esto es debido a que la ladera Norte, muy venteada, siempre presenta una capa de hielo pulida y vítrea, dura como el acero, donde los crampones apenas muerden, y donde un resbalón supone descender en caída libre un vacio de centenares de metros. Desgraciadamente, las estadísticas así lo demuestran, por lo que tendremos sumo cuidado en esta zona.


           Para acceder a la pared sur, remontaremos el rio desde vidrieros y subiremos directamente a pie de vía por el enorme pedregal –que  luego podemos descender a toda velocidad a costa de la vida útil de nuestras botas–.

          Señalar que es muy común a finales del invierno, las inversiones térmicas en el valle, por lo que aun madrugando nos podemos encontrar nieve primavera –sopaza– en toda la cara sur (pero siempre hielo en la norte!!). Así en una ocasión, en Marzo, dormimos en el valle  con -12º C a las 7 de la mañana y tan sólo 4 horas más tarde, en la pared, 800 metros más arriba, había 20º C. La friolera de 32º C de variación térmica en tan solo 4 horas y unos 800 m más altos.


Corredor Sur. Foto: PabloFR


Ultimos metros del Corredor Sur. Foto: PabloFR
Salida del Corredor, Espigüete al fondo. Foto: Rodri


Cumbre del Curavacas. Foto: PabloFR

Bajada por Callejo Grande. Foto: PabloFR


































TrigazaSur.com