PAG.  PRINCIPAL
LA CORDADA
NOTICIAS Y ARTÍCULOS 
ESTADO y CONDICIONES de NIEVE y HIELO
RUTAS
     ALPINISMO
     SENDERISMO
      ESCALADA
LITERATURA DE MONTAÑA 
MONTAÑA Y NATURALEZA 
ENLACES
CONTACTO



                                    

                                                           
















Gran Diagonal, via de ascenso algo dificil de encontrar uan vez dentro de la pared. Foto:PabloFR
Primeras rampas sobre los Arrieles. Foto:PabloFR
Cumbre del Balaitus, dia perfecto de sol y nubes. Foto:PabloFR

Balaitus: (3.144 m.)


Respumoso y la Gran Facha al fondo. Foto:PabloFR
Destrepando y rapelando Latour. Foto: PabloFR
Precioso vivac entre las cascadas de los Lagos Arrieles. Foto:PabloFR


            Nos encontramos delante de uno de los grandes del Pirineo, no muy frecuentado por la agreste y enrevesada orografía que defiende su cumbre. Como un gran gendarme de roca, el macizo del Balaitus se alza sobre el embalse de Respumoso y el refugio del mismo nombre, al que suele bombardear con avalanchas. El paisaje de la zona es de gran belleza, y desde el famoso refugio podemos acceder a otros muchos rincones privilegiados como la cresta del Diablo, Los Infiernos, la Gran Facha, etc.


            Para acceder a esta zona hay que tener en cuenta que la aproximación es bastante peligrosa en invierno, con gran exposición a las avalanchas.

            Una buena posibilidad para conocer “la araña” que forman los contrafuertes del Balaitus es la de realizar una ascensión circular como tuvimos el placer de disfrutar en Octubre de 2005 cuando ya aparecían las primeras nevadas del año. La elección fue la de subir desde Respumoso por la Brecha de Latour y bajar por la gran Diagonal para después rodear por los embalses y majadas de los Arrieles el Garmo de la Frondiella, y volver así al punto de partida.

 


            La ascensión por cualquiera de sus vertientes es complicada y tendremos que ayudarnos de las manos para superar los grandes bloques de roca que muchas veces hacen del camino algo caótico, y que te obliga a estar siempre al tanto para buscar la mejor opción de subida o bajada. Si se baja por la brecha de Latour –algo que no hicimos la primera vez- puede ser necesaria cuerda para rapelar (nosotros la utilizamos en 2011 donde hicimos la travesía al revés), sobretodo si el hielo o la nieve tapiza las presas. La gran Diagonal ofrece una autentica prueba de obstáculos para ir flanqueando los salientes rocosos con mucho desnivel en la parte alta.

 


            *En julio de 2011, hemos realizado la vuelta contraria, es decir, subimos por la Gran Diagonal y bajamos por Latour, realizando de nuevo una gran circular, esta vez con las tiendas plantadas entre los lagos Arrieles: un autentico espectáculo poder dormir en la pradera junto a los lagos, rodeados por dos cascadas y abrigados por las cumbres.

Subir por la diagonal es algo caótico al tener que buscar en todo momento la buena línea que nos conduce a cumbre, ayuda mucho que baje gente porque si no, lo que parece obvio, te lleva a “colladinas” (utilizando la nomenclatura cantabro-astur) sin salida alguna, por lo que es normal, retroceder varias veces hasta dar con la salida óptima, nada clara en algunos momentos. Rapelar Latour con mucha gente, fue una desesperación (es lo que hay) y los crampones se hacen necesarios al pisar el pequeño glaciar, aunque esto depende de la época del año.






 



               







































Licencia de Creative Commons













TrigazaSur.com